04_testimonials_banner

Es un concepto fantástico. Me siento muy privilegiado de que mi hijo forme parte de esta técnica innovadora – A Liam realmente le encanta.

Laura MarkowitzConsultora (UK)

Para mí, como madre, es maravilloso ver a mi hija explorar y disfrutar el movimiento en el agua. Creo que es estupendo que los niños experimenten esta sensación.

Delphine OlivierFisioterapeuta (UK)

Me encantó lo que me enseñaron, a cómo apoyar la cabeza sobre el agua para que pueda flotar por su cuenta. ¡Él se siente libre!

Molly Gartland(UK)

Es una gran ventaja la de conseguir que el bebé le guste el agua desde el principio. Patea en el agua y se desplaza solo, por lo que parece hacerle más consciente de lo que puede hacer con su cuerpo.

Catherine MawmanContable (UK)

Aparte del hecho de que a mis hijas gemelas les encanta, se fortalecen y les ofrece más oportunidades para hacer ejercicio mientras yo me relajo y las veo disfrutar.

Nicolette JoubertAbogada (UK)

¡Gracias por una experiencia maravillosa!

KarenEspecialista en Medios de Comunicación (UK)

Baby Spa era como un rayo de luz para mí en un momento en que parecía estar rodeada de mucha oscuridad.

El nacimiento de mi primer hijo iba a ser una experiencia increíble y hermosa, una que se supone que trae tanta alegría y felicidad y cuando Jamie nació, mi pequeño bebé sufría de cólicos. Estaba destrozada. Las noches de insomnio, el llanto, su sufrimiento por los dolores... me sentí tan sola y desamparada... Pasé de la enfermera al quiropráctico y sin embargo, nada parecía ayudar a calmar a este pequeño ser inquieto y mis nervios estaban a flor de piel.

Un amigo me habló de Baby Spa y decidí darle una oportunidad. Desde el momento en que entré en su sala de tratamiento una sensación de calma se apoderó de mí y de mi pequeña. ¡Jamie adoraba el spa!, el movimiento y la presión del agua calman su dolor de barriga y ayudaron a que los gases desaparecieran poco a poco. Después del masaje se tranquilizó y le consoló y finalmente pude comenzar a admirar la belleza de mi nuevo bebé. Empezó a dormir mejor durante el día, así como la noche.

No sólo era genial para Jamie si no que para mí también y también conocí a madres que se encontraban en la misma situación que yo. Dejé de sentirme tan sola y esto fue un verdadero punto de inflexión para mí como madre. Realmente tenía ganas de nuestras sesiones de spa, ya que me proporcionó una gran ayuda para unirme más a mi bebé.

A medida que fue creciendo me di cuenta de lo emocionada que se ponía cuando ella se dio cuenta de que estábamos de camino al spa.

Jamie tiene casi tres años ahora y ¡le encanta nadar! Gracias a Baby Spa y el programa de natación que Laura ha desarrollado ella es capaz de respirar por sí misma en la piscina con 20 meses. Ella nada un poco y siempre encuentra consuelo en el agua debido a la gran introducción que tuvo en Baby Spa.

Laura, ¡su Baby Spa es realmente una bendición! Me ha ayudado más de lo que nunca sabrás.

Karen Barnard(UK)