preparing_for_your_session_banner_b

Todo el equipo de Baby Spa Madrid estará totalmente centrado en tu bebé, y para que tu pequeño obtenga el máximo beneficio de su visita deberá llegar bien alimentado y descansado.

Te recomendamos que llegues cuando tu hijo esté descansado y que haya tomado recientemente su última toma. Si por cualquier circunstancia no te hubiera sido posible darle su toma, podrás disponer de nuestra sala de lactancia totalmente equipada para tus necesidades. Para el buen funcionamiento de nuestra organización y poder ofrecerte el mejor servicio, te rogamos que llegues al menos 15 minutos antes de tu cita para no sufrir retrasos en la agenda.

Tratamos de asegurar que tu bebé nunca este sobreestimulado pero siempre intentaremos que disfrute.

No necesitarás traer nada para la visita, excepto sus pañales habituales y si tu pequeño necesita recibir su toma con biberón.

Aunque las visitas son para bebés de dos días hasta los seis meses, te aconsejamos que traigas a tu bebé lo antes posible para la primera visita ya que el programa ha sido diseñado para comenzar con bebés recién nacidos.

Os agradeceremos que cuando tu o el bebé estéis enfermos, por temas de sensibilidad con el resto de bebés, nos avisarais y enseguida organizaremos otra cita para los próximos días.

Los niños menores de doce años no están permitidos en Baby Spa Madrid.