water_flotation_banner
baby_massage_benefits_banner

La flotación en el agua postnatal fue introducida por Laura Sevenus en 2005 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, y es algo más que una experiencia reconfortante; es una técnica innovadora de desarrollo, que ofrece numerosos beneficios físicos y emocionales para los recién nacidos y los bebés hasta los seis meses.

El cerebro y los músculos de tu bebé crecen con su uso continuo…

La hidroterapia, la flotación y el ejercicio en el agua, son una experiencia sensorial que apoya el desarrollo cerebral y físico del bebé, elementos esenciales para desarrollar la capacidad de tu bebé para moverse con control y actuar con objetivos.

Cuanto más estimule su cerebro y sus músculos, el bebé se hará más fuerte y crecerá más sano. En Baby Spa Madrid tu bebé encontrará la libertad y el espacio que él necesita para avanzar y, lo más importante, para divertirse mientras aprende a su propio ritmo.

El tiempo en el agua es siempre tiempo bien invertido…

A medida que tu bebé comienza a disfrutar moviendose en el agua, las pequeñas olas de oscilación que él crea ayudarán a mejorar su equilibrio y coordinación y apoyarán su capacidad de gatear, caminar y nadar. Incluso si tu bebé se queda dormido en el agua, el movimiento de esta actúa como mecedora lo que hará que el bebé continúe con su respiración rítmica.

La sensación de flotar en el agua caliente hace que tu bebe esté completamente a gusto y tenga una serie de beneficios importantes:

  • La fortaleza muscular y de los huesos se incrementa a través de la resistencia suave que provoca el agua en el cuerpo del bebé.
  • El movimiento del bebé en el agua tiene un efecto positivo sobre los sistemas digestivo y circulatorio que pueden ayudar a reducir los niveles de meconio y disminuir el riesgo de ictericia tres o cuatro días después del nacimiento.
  • La suave presión del agua en el pecho, al fortalecer los músculos intercostales y el sistema respiratorio, estimula la capacidad pulmonar.
  • Las visitas regulares a Baby Spa Madrid, para realizar estas actividades, beneficiarán el sistema cardiovascular.
  • Los reflejos naturales para nadar son estimulados y la coordinación necesaria se desarrolla a medida que aprenden a controlar sus movimientos.